3 ejercicios de mindfulness para hacer en el trabajo - Rescue

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades

Suscribirte

¡Muchas gracias por participar!

El sorteo se realizará el 21 de Diciembre de 2018, en caso de ser el ganador nos pondremos en contacto contigo.

+
  • 3 ejercicios de mindfulness para hacer en el trabajo

13 agosto, 2018 - ESTILO DE VIDA

mindfulness en el trabajo

Si eres un habitual por aquí seguramente ya hayas oído hablar en alguna que otra ocasión del mindfulness. Por ejemplo, en este artículo de aquí. Básicamente, se trata de un auténtico estilo de vida enfocado en conseguir lo que se conoce como ‘atención plena’, que invita a tomar conciencia de todo lo que vivimos con el objetivo de aprender a dominar nuestras reacciones y, en definitiva, a ser más felices.

A través de prácticas derivadas de la meditación, el mindfulness nos invita a estar presentes en el aquí y en el ahora con el objetivo de vivir el presente, sin juzgarlo, y por lo tanto ser capaces de ser más eficaces y estar más centrados.

No es de extrañar, en consecuencia, que muchas personas amantes de esta práctica recomienden también poner en práctica estas técnicas en el trabajo. Y es que, ¿no tienes la sensación a veces de que no puedes concentrarte porque estás intentando atender a mil cosas a la vez?

Aunque muchas personas confunden el ser ‘multitarea’ con un alto rendimiento, lo cierto es que resulta mucho más práctico (en todas las áreas de nuestras vidas pero muy especialmente en el trabajo) concentrarnos en una sola labor cada vez.

Por ello, no te pierdas estas sencillas técnicas de mindfulness perfectas para ser puestas en práctica en el entorno laboral. ¡Atent@!

Ejercicios de mindfulness para el trabajo

  1. Organización ante todo

La primera de las prácticas que os proponemos es perfecta para ser realizada al inicio de la jornada laboral, ya que nos ayuda a conectar con el ‘ahora’ y, además, es perfecta para organizar nuestro día. Básicamente, consiste en dedicar cinco minutos a estructurar nuestra jornada laboral y a tomar conciencia de cómo nos encontramos y de cómo vamos a afrontar el día, realizando una serie de respiraciones profundas antes de ponernos a trabajar.

  1. Toma conciencia de tu postura

Cuando estamos estresados o algo nos genera ansiedad en el trabajo, tendemos a adoptar posturas poco recomendables o a quedarnos rígidos en nuestra silla. Por ello, otra de las prácticas de mindfulness más recomendadas consiste en ponerse una alarma cada x tiempo (puede ser una, dos o las veces al día que necesites), para tomar conciencia sobre la propia postura, las tensiones acumuladas y, en general, sobre nuestros cuerpo. Cierra los ojos, respira profundamente y escucha lo que tu cuerpo tiene que contarte.

  1. Date ‘respiros’ a lo largo del día

Además de esta ‘toma de conciencia’ del propio cuerpo de la que te hablábamos, otra de las prácticas más recomendables consiste en establecer una serie de ‘parones’ a lo largo del día para concentrarte en la respiración. Con estos pequeños gestos verás que eres capaz de hacer frente a todo ese estrés que ahora te supera.

  1. Aprende a lidiar con las interrupciones

Sin duda alguna, una de las cosas que más estrés nos genera en el trabajo es lidiar con las interrupciones o los problemas no previstos en nuestra agenda del día. En este sentido, el mindfulness puede ser perfecto para aprender a sobrellevar estas situaciones con tres técnicas que nos ayudarán: delegar cuando sea necesario, aprender a decir que no y aceptar que estas interrupciones ocurrirán.

¿Preparad@ para ponerlo todo en práctica en el trabajo?


Comparte el post