¡Gánale el pulso al invierno! - Rescue
+
  • ¡Gánale el pulso al invierno!

14 diciembre, 2016 - Psicología

Actividades que hacer en invierno

Los psicólogos reconocen que el descenso de la temperatura y la reducción de horas de luz en la temporada invernal pueden causar lo que se llama TAE (Trastorno Afectivo Estacional). Muchas personas lo experimentan tanto en otoño como en invierno, y sus síntomas pueden orbitar alrededor de la tristeza, el sentimiento de vacío, el pesimismo o la falta de entusiasmo.

¿Por qué en invierno tenemos menos energía?

Si algo tienen en común otoño e invierno, es que se trata de las dos estaciones del año con menos exposición a la luz solar. El Trastorno Afectivo Estacional se ha asociado con la melatonina, una hormona relacionada con el sueño que se produce en mayor proporción cuando los días son más cortos y más oscuros, como sucede en invierno.

Algunos estudios sugieren que cuanto más lejos vive una persona del ecuador, más posibilidades tiene de desarrollar este trastorno. Es por eso que entre los síntomas más habituales del TAE aparece la pérdida de interés en actividades que antes se solían disfrutar, el aislamiento social, el cansancio o la disminución de energía.

Según los expertos, la temperatura ideal es la templada. Y añaden que el aumento de calor en los meses más fríos incrementa la felicidad de los individuos. Pero ojo, sin pasarse. Está demostrado que, a lo largo de la historia, las altas temperaturas han incrementado en un 14% los conflictos humanos, como motines o guerras civiles.

La mitad de los afectados por TAE responde positivamente a los tratamientos con terapia con luz, una práctica llamada “fototerapia”: se utilizan lámparas que emiten una luz fluorescente y brillante que simula la luz del sol, y se puede recurrir diariamente a ellas todas las mañanas durante media hora.

¿Qué hacer ante la fatiga estacional?

La Asociación Americana de Psicología – American Psychological Association (APA), dedica un artículo en su página web al Trastorno Afectivo Estacional en el que hace una serie de recomendaciones para hacerle frente.

  • Haz bastante ejercicio, especialmente al aire libre. El ejercicio puede mejorar el estado de ánimo.
  • Pasa tiempo con amigos y seres queridos que comprenden lo que te está sucediendo – ellos pueden ayudarte brindándote el contacto personal y una sensación de conexión.
  • Aliméntate bien. Podría ser difícil, pero evitar los carbohidratos simples y las meriendas azucaradas y mantener una dieta que incluya abundantes cereales integrales, verduras y frutas pueden ayudar a largo plazo.
  • Establece una rutina de sueño. Si te acuestas todos los días a la misma hora podrás aprovechar los beneficios para la salud mental que proporciona la luz natural.

Ideas para hacer del invierno la mejor estación del año

Los españoles estamos habituados a un estilo de vida mediterráneo: salir, relacionarnos, días largos… Las semanas de invierno hacen que cambiemos de hábitos. Eso nos afecta y aparece la apatía. Disminuyen las ganas de realizar actividades cotidianas. Pero lo cierto es que en invierno podemos hacer muchas cosas de las que no podríamos disfrutar en ninguna otra estación del año. ¿Lo has pensado así?

Ir a la nieve

¡Un clásico del invierno! Para esquiar, hacer snow o simplemente jugar con la nieve y tirarnos con un trineo por una suave ladera o hacer un muñeco de nieve. No importa la edad que tengamos, ¡es toda una experiencia!

Jugar con la lluvia

Estamos de acuerdo en que los días ventosos y más desapacibles no apetece mucho salir, pero después de la tormenta llega la calma, y cuando la lluvia es suave, bajar a la calle con unas buenas botas de agua y un impermeable es de lo más divertido, para pasear en una atmósfera revitalizada y más nítida. ¡Aprovecha para hacer una serie de fotos!

Pasear comiendo algo caliente

Tan típicos como el invierno son los puestos de castañas, o de mazorcas de maíz. No hay nada más reconfortante que pasear por la ciudad cuando hace frío, bien abrigados y con algo caliente que comer. Es un plan de familias, de parejas y que también se disfruta en solitario. ¡Y más barato imposible!

Patinar sobre hielo

Si tienes suerte, podrás hacerlo en un lago congelado enmarcado por un paisaje invernal. Si no, una pista de patinaje cubierta o una de las de hielo artificial que ponen temporalmente en el centro de la ciudad también pueden servir para pasar un buen rato deslizándonos y haciendo ejercicio.

Ir a la churrería a primera hora

La mejor opción para desayunar y merendar chocolate caliente con churros. O, ¿qué tal un bizcocho casero para cambiar un poco y poner en forma nuestras habilidades culinarias? Las churrerías ambulantes son uno de los clásicos más dulces de la temporada, y tomar un chocolate en casa es una de las actividades de interior más reconfortantes de la temporada.

Tardes de cine y libros

En verano apetece salir y estar fuera, pero el invierno es otra cosa. Las tardes temáticas de cine y lectura son muy reconfortantes. Si tenéis niños podéis poner una saga de películas y disfrazaros con ropa vieja o pintaros la cara. Un maratón de documentales o de vuestra serie preferida también arreglará cualquier día de invierno en el que el mal tiempo será la excusa perfecta para descansar al calor de nuestro hogar.

En el fondo, no es tan importante si llueve o si hace sol, para seguir con tu rutina. No dejes que las bajas temperaturas disminuyan tus actividades, el invierno tiene cosas divertidas que ofrecernos para disfrutar dentro y fuera de casa. No lo pienses más. ¡Sácale partido a esta estación!


Comparte el post