¿Adictos a la tecnología? Claves para encontrar el equilibrio y saber gestionarla - Rescue
+
  • ¿Adictos a la tecnología? Claves para encontrar el equilibrio y saber gestionarla

01 mayo, 2019 - Psicología

adictos_movil

Desde que muchos dispositivos incorporaran la función de ‘tiempo de uso’ para comprobar cuántas horas pasamos consultando las aplicaciones de nuestro teléfono, la conclusión está clara: la población de los países desarrollados pasa gran parte del día pegada a una pantalla.

Y es que, según datos publicados por el Gobierno de España en 2018, 1 de cada 5 jóvenes de 14 a 18 años utiliza actualmente de forma abusiva las nuevas tecnologías, pasando del 16% al 21% en tan solo 2 años y en una tendencia al alza que parece no tener freno.

Sin ir más lejos, la Estrategia Nacional de Adicciones incluyó ese mismo año el uso compulsivo de Internet por primera vez en su historia.

La adicción a las nuevas tecnologías es pues una realidad, ¿pero sabemos cómo detectarla? Y mas aún, ¿qué podemos hacer para tratarla?

Cómo detectar la adicción a las nuevas tecnologías

A pesar de que por la naturaleza de su uso todos dependemos de alguna manera u otra de las nuevas tecnologías en nuestro día a día (para el trabajo, para la familia o para nuestras relaciones personales), existen una serie de señales que pueden alertarnos de cuándo este uso es excesivo e incluso adictivo. Toma nota.

  1. Se produce aislamiento. En el caso de los adictos a los videojuegos, por ejemplo, esto es mucho más fácil de detectar, ya que se cancelan o dejan de hacer otras actividades para ‘servirle’ a esta adicción. Básicamente, se trata de un síntoma de alarma cuando la persona en cuestión se aleja de amigos y familiares para desarrollar esa actividad de forma individual, dejando de lado otras obligaciones por el uso de esa tecnología en cuestión.
  2. En situaciones compartidas, se continúa usando el dispositivo. Una comida familiar, el trabajo, la universidad, un encuentro con amigos… Detectar a un adicto a las nuevas tecnologías en estas situaciones es sencillo, y es que a pesar de estar compartiendo su tiempo y espacio con otras personas, la persona en cuestión no puede dejar de hacer uso de su dispositivo.
  3. El adicto miente sobre el uso que le da a las nuevas tecnologías. Ya sea para poder ‘librarse’ de otras obligaciones o situaciones, o directamente hablando sobre el tiempo que realmente invierte en esa actividad en concreto, el adicto suele negarlo o inventar excusas para evitar enfrentarse al problema, especialmente con sus seres queridos o las personas más cercanas.

Cómo tratar la adicción a las nuevas tecnologías

  1. Busca ayuda profesional. Como toda adicción, el uso excesivo de nuevas tecnologías puede llegar a ser un problema grave que lleve a situaciones como la depresión o el aislamiento social. Por ello, es importante contar con ayuda profesional que sepa guiar a la persona afectada por todo el proceso de cambio.
  2. Encuentra una motivación. Como toda terapia, uno de los primeros pasos es tomar consciencia sobre el problema, entender que existe y por qué puede suponer un peligro a largo plazo. Para ello, apoyarse en amigos y familiares será indispensable.
  3. Entiende las consecuencias que tiene en el entorno cercano. Como parte de la terapia, el proceso de desintoxicación debe pasar por comprender cómo afecta esta adicción a tu vida cotidiana. De nuevo, el entorno cercano tendrá un papel fundamental en este proceso.
  4. Genera nuevos hábitos. Uno de los pasos más importantes a la hora de superar una adicción consiste en generar nuevos hábitos y rutinas alejados de ese ‘yo’ anterior. En este sentido, el autocontrol o la meditación pueden ser recursos de gran ayuda.

Recuerda que el primer paso si sospechas que estás haciendo un uso descontrolado de cualquier dispositivo es reflexionar sobre ello, apoyarte en los tuyos y, sobre todo, buscar ayuda profesional que te ayude a conducir todo este proceso.

Artículos relacionados:


Comparte el post