Cómo continuar manteniendo una vida sana en vacaciones - Rescue

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades

He leído y acepto la política de privacidad

+
  • Cómo continuar manteniendo una vida sana en vacaciones

24 julio, 2018 - ESTILO DE VIDA

guia para mantener una vida sana en vacaciones

Si te has incorporado recientemente a una vida de hábitos más saludables como ir al gimnasio con regularidad o comer más sano quizá te hayas dado cuenta ya de una cosa: engancha.

Cuando llevas una dieta equilibrada y practicas deporte con cierta regularidad empiezas a sentirte mejor: no solo te ves mejor físicamente, sino que descansas mejor, estás más activo en general, de mejor humor, tus digestiones son mejores… En definitiva, te preguntas cómo podías estar viviendo de otra forma antes.

En todo camino por una vida más saludable, sin embargo, llega un temido momento, las vacaciones. Un periodo de tiempo en el que nos dedicamos a disfrutar, en que rompemos rutinas y en que, por tanto, dejarse llevar de nuevo por los malos hábitos es mucho más sencillo de lo que parece.

No te preocupes, porque hoy en el Blog Rescue® hemos recopilado para ti algunos tips básicos para no perder todo ese trabajo durante las vacaciones, disfrutando (por supuesto) de ellas. ¡Atent@!

Cómo mantener los buenos hábitos durante las vacaciones

  1. Entrena de forma creativa: de acuerdo, quizá no puedas realizar tus habituales salidas al gimnasio, pero en la medida de lo posible intenta añadir un poco de ejercicio moderado a tus vacaciones. Si estás en la playa, dedícate un rato cada día a hacer unos largos o sal a pasear por la arena. Si estás en la montaña, disfruta de una buena caminata matutina y, si por el contrario estás disfrutando de alguna ciudad, opta por ir andando o la bicicleta como medio de transporte.
  1. Ojo con los ‘antojos’ en las vacaciones: está claro que las vacaciones están hechas para ser disfrutadas pero, en ocasiones, el hecho de estar en nuestros días libres nos hace entrar en una vorágine del ‘todo vale’. La clave estará en el autocontrol. Y es que si bien no ocurre nada por ir a tomar unas cervezas de vez en cuando o darse el capricho de un helado, no debemos tomarlo como norma ni siquiera en vacaciones.
  1. Apúntate a las alternativas saludables: existen una serie de alternativas saludables que podemos poner en práctica si queremos reducir el consumo de alimentos perjudiciales. Prueba con las aguas saborizadas cuando tengas sed (con limón o con frutas, por ejemplo) o con el helado casero, para el que solo tienes que triturar alguna fruta congelada como plátano y fresas con un chorrito de agua, leche o bebida vegetal.
  1. Al salir, opta por lo más saludable: uno de los problemas más comunes a los que nos enfrentamos a la hora de mantener un estilo de vida saludable estando de vacaciones es sin duda el salir a comer fuera. Para mantener nuestros objetivos intactos la clave será escoger siempre aquellos platos más saludables en la carta. Si por ejemplo nos encontramos en un restaurante de comida rápida, una ensalada será siempre una buena opción. Si por el contrario estamos en un sitio de menú, escoger siempre una proteína como plato principal (carne, pescado o legumbre) y de postre yogur o fruta de temporada son solo algunos trucos que puedes poner en práctica para mantener una dieta equilibrada.

Sea como fuere, debes tener en cuenta que las vacaciones también estar para ser disfrutadas, por lo que no debes obsesionarte con tus objetivos. Darse algún capricho de vez en cuando está más que permitido. Al fin y al cabo, ¡te lo has ganado!


Comparte el post