Perder el miedo a hablar en público - Rescue

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades

He leído y acepto la política de privacidad

+
  • Perder el miedo a hablar en público

12 octubre, 2016 - Salud y Bienestar

Cómo superar la glosofobia

Los planes de estudio en España, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, no potencian la habilidad de hablar en público, que puede resultar fundamental durante la carrera de cualquier profesional.  Muchas personas admiten que no les gusta o incluso sienten pánico al hablar en público. En concreto, un 75% de la población sufre algún sentimiento de ansiedad o nerviosismo al hacerlo, según un estudio realizado por Adecco sobre glosofobia.

Los consejos más efectivos para poder hablar en público

Superar una entrevista de trabajo, obtener financiación para un proyecto o cualquier labor comercial requiere un buen manejo de las cualidades comunicativas. Hay que transmitir entusiasmo y seguridad en uno mismo y, por supuesto, manejar el tema del que se habla. Para tratar de superar con éxito este tipo de situaciones y aprender a dar un buen discurso en público, desde la Clínica Mayo, entidad estadounidense sin ánimo de lucro dedicada a la práctica médica, se expone una serie de consejos en su web para superar esta fobia y allanar el paso de esta experiencia:

  • Conoce tu tema: cuanto mejor conozcas aquello de lo que vas a hablar y cuanto más te preocupes por estos aspectos, menos probable será que te equivoques o pierdas el hilo en la exposición.
  • Organízate: planifica con cuidado la información que quieres presentar, incluyendo ayudas visuales o auditivas. Cuanto más organizado estés, menos nervioso te podrás. Utiliza un esquema en una pequeña tarjeta para mantener el orden de tu exposición.
  • Práctica una y otra vez: practica tu presentación completa varias veces. Hazlo para unos amigos con los que te sientas cómodo y pídeles que te den su opinión.
  • Visualiza tu éxito: imagina que tu presentación irá bien. Los pensamientos positivos pueden disminuir parte de tu visión negativa sobre tu actuación social y liberar algo de ansiedad.
  • Prueba con la respiración profunda: ayuda a aportar calma a la situación. Toma una o dos respiraciones lentas y profundas antes de situarte en el lugar de exposición y durante el discurso.
  • Céntrate en tu material y no en la audiencia: las personas suelen prestar atención a la información nueva y no a cómo se presenta. Tu público puede no notar tu nerviosismo pero si lo hace puede incluso simpatizar contigo y ayudarte a que tu presentación sea un éxito.
  • No temas la existencia de silencios: si pierdes el hilo de lo que estás contando o comienzas a sentirte nervioso y te quedas en blanco, te puede dar la sensación de que ha pasado una eternidad. Pero en realidad, es probable que hayan sido unos pocos segundos.
  • Reconoce tu éxito: después de tu discurso o presentación, felicítate porque aunque no te haya salido a la perfección seguro que eres más crítico contigo mismo que aquellos que te han escuchado.
  • Consigue apoyos: seguro que puedes encontrar a amigos o colegas de trabajo que se encuentran en una situación parecida. Podéis ayudaros mutuamente o animaros a participar juntos en algún taller o curso para superar estos miedos.

Estos son los consejos que desde la clínica Mayo ofrecen para perder el miedo a hablar en público, pero no son los únicos que te pueden resultar útiles. Desde Rescue® creemos que también es importante tener en cuenta que aspectos como la claridad, el orden, el entusiasmo y la persuasión son fundamentales para una buena oratoria. Ten clara la respuesta a la gran pregunta: ¿qué quieres contar? Y por último, es fundamental tener confianza en uno mismo, creer en lo que se hace y otorgarle a los errores el peso que tienen.

Si pese a todos los esfuerzos, sigues sin poder controlar la angustia y la ansiedad que te causa hablar en público, consulta con tu médico de cabecera, que puede ayudarte. Si es este el caso, pruébalo antes de que te encuentres en situación para ver cómo te afecta.

Si prefieres una solución natural e inocua, pero efectiva, te recomendamos nuestra gama Rescue®, en diferentes formatos: cuentagotas, spray, caramelos y crema. Una gran variedad de formatos para que lo puedas tener a mano y utilizarlos siempre que lo necesites durante todo el día.


Comparte el post