5 consejos para llevar tuppers saludables al trabajo - Rescue

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades

Suscribirte

¡Muchas gracias por participar!

El sorteo se realizará el 21 de Diciembre de 2018, en caso de ser el ganador nos pondremos en contacto contigo.

+
  • 5 consejos para llevar tuppers saludables al trabajo

26 octubre, 2018 - ESTILO DE VIDA

comida tupper

La vuelta a la rutina también lleva implícito un rompecabezas habitual: preparar el tupper que llevamos al trabajo. ¿Cómo darle la vuelta a esta tarea y convertirla en un arte? De ahí nace el término batch cooking. Te contamos esta y otras claves para que preparar tus tupper a diario deje de ser una ardua tarea. Queremos que le des la vuelta: es una oportunidad para comer sano y de forma equilibrada.

 

Organiza tus comidas con el batch cooking

Seguramente hayas oído hablar del batch cooking últimamente, pero, ¿qué significa exactamente? Si eres de los que cada día lleva consigo el tupper al trabajo, esta técnica puede ser ideal. El batch cooking podría resumirse en lo siguiente: cocinar un día para toda la semana, por bloques. Si crees que esta técnica puedes aplicarla en tu día a día, sigue leyendo porque te contamos los beneficios del batch cooking:

 

Ahorras tiempo. ¿Cuánto tiempo inviertes en preparar el tupper de un día para otro? ¿Te has parado a contarlo alguna vez? Imagina condensar todos esos minutos en un medio día, en el que logras cocinar todo lo que comerás durante la semana. Y es que con la técnica del batch cooking ahorras mucho tiempo.

Lleva una dieta sana y equilibrada. Al cocinar de una manera más planificada, con cierto margen, podemos equilibrar hidratos de carbono, proteínas y grasas que nuestro cuerpo necesita, sin excedernos ni introducir estos macronutrientes de más. Todo ello tiene como resultado una dieta más sana y equilibrada.

No picar entre horas. Al calcular exactamente las cantidades que consumiremos, con la adecuada cantidad de nutrientes que nuestro cuerpo necesita, evitamos caer en la tentación de picar entre horas. Todo lo que necesitamos comer está esperándonos en nuestro tupper previamente elaborado.

Evitar el desperdicio de alimentos. Al ser una técnica que requiere cierta planificación, es más probable que calcules las cantidades exactas de cada comida. De esta forma, más allá del ahorro de tiempo y dinero, logramos contribuir con el planeta, al no fomentar un gran desperdicio de alimentos que finalmente no comemos y acabamos por desecharlos.

 

Incluye todos los nutrientes necesarios

Uno de los aspectos a tener en cuenta cuando organicemos las comidas es incluir todos los nutrientes necesarios: proteínas, grasas y carbohidratos. No únicamente para obtener toda la energía que necesitamos, si no para llevar una dieta sana y equilibrada.

 

Que no falten las verduras y hortalizas

Entre estos nutrientes esenciales, debemos incluir siempre verduras y hortalizas. Además, nos dan cierto juego para cocinarlas y comerlas de muchas formas: salteadas, al vapor, en forma de ensalada, de crema… Y si además las unimos a una fuente de proteína de calidad (carne, pescado, huevos o legumbres) la combinación puede ser perfecta.

Te recomendamos también que adaptes esta selección de verduras y hortalizas a las estaciones del año. Comer productos de temporada te permitirá disfrutar de su mejor sabor, ya que estarán en su mejor periodo de maduración.

 

¿Plástico o cristal?

Una vez cocinado el menú, ¿en qué tipo de tupper debemos conservarlo? Esta es otra de las preguntas que muy a menudo nos habremos hecho. Aunque a veces no le prestemos la atención necesaria a este tema, lo cierto es que hay que evitar envases de plástico que no estén homologados. Y aquellos que sí estén homologados, es necesario renovarlos periódicamente. En cuanto al cristal, si bien es un material más pesado, es mucho más higiénico y fácil de limpiar.

 

No romper la cadena del frío

La forma en la que transportamos nuestro tupper también importa, y eso implica no romper la cadena de frío. Para ello deberemos evitar que esté expuesto a altas temperaturas, y deberemos colocarlo dentro de la nevera cuando lleguemos al trabajo.

 

Que el poco tiempo para elaborar comidas rápidas y sanas no sea una excusa para llevar una mala alimentación. Comer sano y equilibrado es posible, tan solo hay que proponérselo.


Comparte el post